Coaching de equipos

“La característica fundamental de un equipo relativamente no alineado es el desperdicio de energía. Por el contrario cuando un equipo logra mayor alineamiento surge una dirección común y las energías individuales se armonizan.” - Peter M. Senge


El Coaching de Equipos entiende al equipo como un todo con personalidad en sí misma, y desde allí trabajar su conciencia, autocreencia y compromiso grupal hacia un objetivo común.


La finalidad de los procesos de Coaching de Equipo es acompañar a los equipos en el desarrollo y mejora de su rendimiento, para que el resultado del conjunto supere la suma de las partes. Se trata de lograr mayor cohesión y unidad entre los miembros de los equipos mejorando la comunicación, la confianza y el liderazgo. Alinear y aunar esfuerzos para coordinar acciones de manera eficaz en objetivos comunes a toda la Organización.


El equipo es el que dirige su propio aprendizaje, manteniendo en todo momento el control de sus objetivos, de sus métodos y de su forma de operar. El Coach acompaña y actuando de espejo, ayuda a la reflexión estratégica y entrena las habilidades requeridas por el equipo.

El proceso de coaching

El coaching es un proceso en el que se atraviesan una serie de etapas. Dichas etapas no siempre aparecen en el mismo orden ni se les dedica siempre la misma atención, sin embargo, se puede decir que son comunes a todos los procesos de coaching:

  1. Análisis de la situación en la que se encuentra el cliente, en este caso el equipo. En esta fase, identificamos el tema que se desea trabajar. Desde grandes generalizaciones "deseamos trabajar nuestra visión como equipo”, hasta temas puntuales y concretos “Varias personas del equipo han tenido una fuerte discursión"

  2. Identificación de los objetivos que el equipo desea alcanzar, lo que para él supondría una situación deseable.

  3. Entender las razones por las cuales el equipo no está logrando los objetivos deseados, la situación deseable. Buscamos las creencias, roles y hábitos que rigen las acciones del equipo y que están actuando como barreras u obstáculos en la consecución de sus resultados.

  4. Definir el plan de acción y establecer los compromisos, con el fin de que el equipo y sus miembros actúen de manera diferente, prueben a hacer cosas nuevas y experimente las consecuencias.

  5. Realizar el seguimiento del plan de acción y evaluar los resultados de las acciones que se van llevando a la práctica, como vía para consolidar nuevos aprendizajes.

Resulta importante comprender, entonces, que siempre en una organización estamos trabajando en equipo. Ahora ¿Qué quieres conseguir con ello?, ¿A dónde quieres ir con tu Empresa / Equipo?. ¿Qué queremos de nuestra Empresa / Equipo?. Estas son las preguntas fundamentales de un Coaching de Equipos efectivo.


Por tanto, el principio fundamental para llevar a cabo un proceso de Coaching de Equipos consiste en comprender los principios del coaching como tal (conciencia, autocreencia y compromiso), y trabajar con ella, de la misma manera que trabajamos bajo los principios del coaching personal.

Las sesiones

Las sesiones de Coaching de Equipos pueden tener duraciones muy diversas según el estado del equipo y lo que se requiera trabajar, por lo que pueden variar entre 2 horas y una jornada completa. El numero de sesiones y la duración del proceso va a depender del tema a trabajar. En las fases iniciales, las sesiones se suceden con más frecuencia (quincenalmente o mensualmente), para ir espaciándose progresivamente, en las etapas finales del proceso de aprendizaje. Hay que tener en cuenta que el verdadero cambio no se realiza en la sesión sino fuera de ella, al poner en práctica los acuerdos tomados por el equipo. La sesión va dirigida a la toma de conciencia, a la generación de ideas para realizar el cambio deseado y al compromiso .

El papel del coach

El Coach acompaña al equipo hacia el logro de la madurez del mismo, buscando ampliar cada vez en mayor medida, la autonomía y el compromiso de sus miembros.


El Coach centra su atención en las relaciones que se establecen entre los miembros del equipo y el impacto que tienen dichas interacciones en los resultados que la Organización quiere o espera conseguir.


De la atenta observación de estas relaciones suelen surgir los aprendizajes clave para potenciar los cambios.
El Coach ayuda a la reflexión colectiva sin involucrarse en el tejido de relaciones, sin tomar el control de las reuniones ni relevar a sus integrantes de sus responsabilidades.

 

Para ampliar el detalle de la información y poder realizar una propuesta detallada para la situación concreta de tu empresa ponte en contacto con nosotros